La penitenciaría…

Estampas de México


Vista parcial desde el patio interior, de la edificación que en su momento fuera la Penitenciaría Porfiriana del estado de Puebla, en México.

Como resultado de una ley expedida por el Congreso de la Unión, el 13 de enero de 1834 cuando el templo de San Javier (de los Jesuitas) pasó a ser propiedad del Gobierno del Estado de Puebla, se construye junto al templo y colegio la nueva Penitenciaría del Estado de acuerdo con los planos del gran arquitecto poblano José Manzo (1787-1860), a la manera del Penal de Cincinnati.

El mérito inicial de esta obra corresponde al general Felipe Codallos, gobernador del estado entre 1837-1841, quien colocó la primera piedra el 11 de diciembre de 1840. El avance de la construcción fue notable hasta 1847, cuando fue interrumpida y afectada gravemente con motivo de la intervención americana. En 1849, con el gobernador Juan Mújica y Osorio, se reanudaron los trabajos, pero una nueva intervención, ahora la francesa, volvió a suspender la construcción.

Tras la victoria sublime del 5 de mayo de 1862, y de su ocupación como cuartel, el poblano Joaquín Colombres convirtió la Penitenciaría en El Fuerte Iturbide para la defensa de la ciudad, llegando éste a ser el heroico sitio de 1863. En 1864, un fuerte sismo dañó de manera significativa el conjunto penitenciario y el edificio del templo San Javier.

EI 13 de diciembre de 1879, un grupo de poblanos se dio a la tarea de continuar y concluir la gran obra, formando una junta reconstructora que el general Juan Crisóstomo Bonilla (gobernador de 1878 a 1880), auspició por decreto del Congreso del Estado. Los trabajos se iniciaron el 5 de febrero de 1880, bajo la dirección del arquitecto poblano Eduardo Tamariz y de Juan Calva y Zamudio, quienes respetaron los lineamientos originales de José Manzo.

Con los posteriores gobernadores de la entidad (generales Juan N. Méndez que gobernó en 1880 y Rosendo Márquez que lo hizo entre 1881 y 1892) se concluyó la interminable obra. La reconstrucción fue casi total: departamentos de hombres y mujeres, bóvedas, escaleras, oficinas, 36 pabellones y medio millar de celdas.

El 1 de abril de 1891 se abolió la pena de muerte en el estado -primero en el país-, se creó la Junta Protectora de Presos y se realizaron diversas reformas al Código Penal de la entidad, y al día siguiente Porfirio Díaz, presidente de Ia República, puso en servicio la Penitenciaría.

Visita la Galería aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s